Existen diversos Derechos Sexuales, los cuales deben de ser respetados tanto por las personas, como por las instituciones, incluyendo las escuelas. Es importante conocerlos para hacerlos valer y defenderlos, evitando así cualquier tipo de violencia y poder ejercer tu sexualidad responsablemente:

  1. Derecho a decidir de forma libre sobre mi cuerpo y mi sexualidad
  2. Derecho a ejercer y disfrutar plenamente mi vida sexual
  3. Derecho a manifestar públicamente mis afectos
  4. Derecho a decidir con quien compartir mi vida y mi sexualidad
  5. Derecho al respeto de mi intimidad y de mi vida privada
  6. Derecho a vivir libre de violencia
  7. Derecho a la libertad reproductiva
  8. Derecho a la igualdad de oportunidades y a la equidad
  9. Derecho a vivir libre de toda discriminación
  10. Derecho a la información completa, científica y laica sobre la sexualidad
  11. Derecho a la educación sexual
  12. Derecho a los servicios de salud sexual y a la salud reproductiva
  13. Derecho a la participación en las políticas públicas de sexualidad

En caso de requerir asistencia de alguna Institución para atender la violencia, por Ley, tú tienes derecho a:

Al encontrarte en este caso, es necesario que conozcas además las medidas de protección, los cuales son actos de protección y de urgente aplicación en función del interés superior de la víctima y son fundamentalmente precautorias y cautelares. Estas medidas de protección deberán otorgarse por las autoridades jurisdiccionales competentes, inmediatamente que conozcan de hechos en los que se presente violencia contra la mujer y es tu derecho solicitarlas al hacer la denuncia ante el Ministerio Público. En Querétaro, en la práctica existen dificultades para que estas medidas se lleven a cabo, pues generalmente los mismos elementos policíacos, al tener que intervenir en una situación de violencia familiar argumentan que si no existe mandamiento escrito fundado y motivado, no se puede ingresar al domicilio, siendo que es una situación de flagrancia y puedes exigirlo de esta manera. Todas las autoridades están obligadas, en el ámbito de sus respectivas competencias, a prestarte atención médica, psicológica y jurídica, de manera integral, gratuita y expedita, así como a proporcionar un refugio seguro, según lo que establece la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, debiendo expedirse dentro de las veinticuatro horas siguientes al conocimiento de los hechos que las generan.

Es fundamental que al salir del hogar lleves tus documentos contigo -o que los tengas en casa de alguna persona en la cual confíes plenamente- para que, aunque te lo pidan, no regreses a tu hogar sin protección alguna, y que incluso puedas pedir que te deriven a un refugio.

Las medidas de protección que consagra la Ley antes mencionada son personalísimas e intransferibles y se clasifican en:

  1. De emergencia;
  2. Preventivas; y
  3. De naturaleza civil

Las medidas de protección de emergencia y preventivas tendrán una temporalidad no mayor de setenta y dos horas y deberán expedirse dentro de las veinticuatro horas siguientes al conocimiento de los hechos que las generan.

Son medidas de protección de emergencia:

Ir arriba

Son medidas de protección preventiva:
Ir arriba

Son medidas de naturaleza civil:

Ir arriba

Estas medidas serán tramitadas en los juzgados de lo familiar o en los juzgados civiles que corresponda.